sábado, 20 de agosto de 2016

Casualidades, voces y recuerdos de El Salvador

Plaza Libertad, San Salvador (El Salvador) Foto: gocentralamerica.about.com
Llego por casualidad a un blog, es de un salvadoreño al que no conozco, del que no sé nada ni tan siquiera al tratar de ver su perfil en la red social en la que ha publicado un interesante post. Me ha hecho pensar en muchas cosas, debe ser que estoy muy reflexivo este mes de agosto. 

Los que escribimos no solo buscamos temas para crear nuestras historias, a menudo fijándonos en lo que nos rodea, a veces también vienen a nosotros esos temas, algún personaje en busca de autor. Si bien al leer el post del salvadoreño que comentaba -dejaré abajo el enlace- me ha hecho meditar en las otras razones por las que uno escribe, la intencionalidad más allá de la ficción incluida en las obras. Se puede dar la voz a quienes no la tienen, o no saben que la tienen, a los que ya no puden expresarse o simplemente unir la voz a otros para crear algo que trascienda la propia individualidad del escritor, oficio solitario éste, el de escribir, me temo. 

He evocado veranos de mi infancia y mi juventud en un pueblo manchego al que hace unos días fui brevemente de visita. Y en ese viaje ya no descubrí al niño que miraba con ojos de niño o de joven, la mirada era otra. El paisaje cambia, las personas también, pero afortunadamente quedan las palabras. Quedan en el papel en ese invento antiguo llamado libro que cede paso a nuevos inventos que esperemos puedan contener la memoria de quienes hablamos, escribimos para que un día alguien también evoque, reflexione o decida que con unas pocas palabras se puede hacer mucho más que escribir una historia. 

Mis letras siempre han sido -o al menos han pretendido ser- humildes, por lo que al incluir aquí el enlace a ese post ajeno invito a otros más avezados a que tomen el testigo, quizá, de emular la encomiable propuesta de su autor: hay muchas historias de nuestro pasado que merecen ser contadas, solo esperan a alguien que junte las palabras y las deje en un lugar más allá del zarpazo del silencio y el olvido.

Un saludo de agosto.

El enlace es este: http://diariodeuncualquiera.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario