sábado, 24 de octubre de 2015

y 7. ¿QUÉ PASÓ CON 'UN OCTUBRE DE NOVELA?

Cuando inicié este proyecto fui consciente de que fácil no iba a ser. También lo fui de alguas contrariedades que podrían aparecer durante los días y semanas venideras?
Para quienes se incorporen tarde resumir que el proyecto consistía en abordar la escritura de una novela en un mes, el de octubre, al menos el borrador. Los pasos estaban claros: elaborar los preparativos antes de la escritura, ir escribiendo diariamente a un ritmo de 5 hojas por día 5 días a la semana y usar este blog a modo de cuaderno de bitácora para comentar las visicitudes del proceso de forma paralela.
   Hubo un arranque algo accidentado y luego cierta deriva. Como decía al principio algunas circustancias eran medianamente previsibles, que la salud me fuera a flojear entre medias os aseguro que no formaba parte del argumento. Pero todo forma parte de la vida y del aprendizaje. Hay un refrán que dice que caerse está permitido, levantarse es una obligación. Dado que el objetivo era tanto escribir una novela como ir narrando la evolución, venir aquí hoy para deciros abiertamente que no voy a poder cumplir el objetivo fijado me deja una sensación agridulce. Por una parte porque podría decirse que el incumpliento del objetivo me entristece y, seguro, también dejará mal sabor de boca a algún seguidor. Mis disculpas. 
   Por otro lado estoy si o contento, animado. La realidad se ha impuesto, lisa y llanamente. Empezar una novela y ver que no voy a poder acabarla en el tiempo fijado me hace más humano y más 'normal' que si hubiera cumplido el objetivo. En ese caso seguro que hubiera tenido detractores poniendo e duda la viabilidad del proyecto, la verosimilitud o la sinceridad de mis palabras. Por todo ello hoy me siento tan afortunado como cualquiera de las miles de personas que iniciaron una novela y ésta pudo un poco más. En realidad no es una despedida amarga, no os llevéis a desengaño, solo es una pausa, pienso escribir una novela, compartir mis contratiempos y alegrías con vosotros, solo que no en un mes, en 30 días, en cuatro semanas.
   Os mantendré informados, unicamente quería haceros partícipe de esta decisión.

   Desde aquí os animo no solo con vuestras novelas, tambié a que sigáis vuestros deseos literarios o no, donde unos no llegan los más audaces triunfan.

6 comentarios:

  1. No importa el tiempo que estableciste en primera instancia, simplemente termina lo que empezaste. Ánimo. Cariños, Elga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elga, por descontado, lo haré por principio y porque siempre me has dados buenos consejos, cómo no dejarme aconsejar también en este caso con tu experiencia en el género de la novela. Lo dicho, gracias.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Sólo el inició fue un cambio de actitud. Sabes que yo/nosotros quiero/queremos que la escribas pero ¿que quieres tu? Tomate el tiempo que necesites, hay unas hoja, varias muchas, en papel y a lápiz por ahí vagando, algun dia veran la luz. Lo harás, la acabarás o empezarás otra distinta, da igual. Esperaré/esperaremos. Aunque yo quiero que conste que me muero por verla nacer. Seremos pacientes. Besos y SUERTE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tartitas y tortazos. Nada como editar un libro titulado 'El escritor impaciente' para no caer en impaciencias. La novela espera o me espera, el tiempo da la razón a todos, pacientes e impacientes. Gracias por tu incondicional apoyo. Un saludo.

      Eliminar
  3. Lo importante es ponerse a ello, pero no hay ninguna prisa. Ya saldrá, poco a poco. Todo lleva su tiempo. Ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roberto, tienes razón. Todo tiene su tiempo. Un saludo.

      Eliminar