jueves, 1 de octubre de 2015

2. PLANIFICANDO LA NOVELA ( III )



Tan importante en la planificación de la novela como pueden ser  los personajes o las localizaciones, tal como señalé en la entrada anterior, lo es el conflicto, los conflictos, en plural. Los conflictos son como los nudos en ese clásico trinomio: planteamiento-nudo-desenlace. Nudos o conflictos como puntos de tensión a los que se van a enfrentar los personajes, en especial, el protagonista. Los conflictos así podrán ser internos, enfrentándose a sí mismo, a menudo a sus miedos o retos personales; pero también externos, si hay una situación a su alrededor que le pondrá a prueba, por ejemplo, adaptarse a una nueva vida, encontrar algo en un tiempo límite, etc.

Algunos de los conflictos de esta novela son:

Conflictos internos

-Qué decisiones tomará Eloy (nombre tentativo del protagonista) al verse sin trabajo primero y sin el apoyo de sus padres.
-Qué decisiones tomará frente a la soledad y el rechazo inicial en el nuevo domicilio.
-Qué decisiones tomará cuando el personaje femenino le haga ver los cambios que debe asumir para ser feliz con una actitud más positiva y contraria a su forma de ser.

Conflictos externos

-La adaptación a las costumbres y modo de vida, así como al nuevo trabajo en el pueblo.
-La búsqueda del objeto que según la leyenda local se relaciona con el fenómeno del Ojo de santa Lucía.
-Averiguar quién es la misteriosa joven que aparece un día en el Huerto del Médico.

La escaleta

La escaleta es un recurso muy útil a la hora de esquematizar la planificación de una novela. Permite ver el desarrollo del argumento en etapas, coincidiendo o no con los posibles capítulos de la misma. Como si fuera un cronograma, de forma secuencial se anota el argumento destacando los conflictos, la resolución de estos, la aparición de personajes, los escenarios y los detalles, en suma, que conozcamos previamente dejando ‘huecos’ si desconocemos como de una escena A o un conflicto A se avanza a la siguiente escena B o al siguiente conflicto B.

Este fin de semana me meteré con la escaleta, estáis a tiempo de ir sugiriendo aspectos, ya lo sabéis.

2 comentarios:

  1. Bien, bien... Voy a meditarlo todo a ver que me surge. Aunque ya me pasa algo por la cabeza. Quizás una niña, de pocos años, 8 o 9. Divertida y alocada, además de compleja. Poco ilustrada, al menos académicamente, aunque muy curiosa y con muchas ansias de aprenderlo todo. Preguntona. Autodidacta hasta ahora.. Quien sabe, quizás el prota pueda ser esa persona que le aporte la parte no teórica de todo lo que lee en los libros de la biblioteca del pueblo. A cambio ella puede aportarle esa parte asilvestrada que conlleva una vida en un pueblo como ese donde todos se conocen y donde los niños crecen sin temores, lejos de los peligros de la gran ciudad....
    Y menos mal que la idea solo se me pasaba por la cabeza...
    Besos y mucha suerte. Estoy ansiosa de conocer tus avances.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo anoto, Tartitas y tortazos. Gracias. Los avances van poco a poco. Un saludo.

      Eliminar