viernes, 25 de septiembre de 2015

1. PLANIFICANDO LA NOVELA ( II )



Buenos días, el proyecto sigue su curso; hasta ahora esto es lo que tengo:


La idea de origen: La aceptación de la existencia de la suerte en nuestra vida, la buena y la mala, la creencia en el karma y cómo nos afecta a la hora de tomar decisiones el llamado ‘efecto Pigmalión’.

El argumento abreviado: Un protagonista central ha vivido durante toda su vida en la ciudad de Valencia. Al fallecer sus padres y ante una situación económica adversa decide dar un giro aceptando ir a trabajar -y a vivir- a un municipio de unos 300 habitantes. Sufrirá un periodo de adaptación por el cambio entre su vida en la ciudad y la vida rural, conocerá a una serie de personas (personajes secundarios) que le mostrarán distintas formas de afrontar los problemas existenciales y los mundanos. Habrá un misterio a modo de aventura, una leyenda local relacionada con un tesoro y un fenómeno meteorológico que sucede una vez al año. Por otra, el personaje tengo previsto que vuelva a la ciudad temporalmente para hacer más patente cómo era su vida antes y después del tiempo y las vivencias tras su estancia en el pueblo.

Personajes: Por ahora, además del protagonista, he pensado en una amiga de este que vive en otro pueblo más o menos cercano, que es la que termina de convencerle de que haga el cambio y con quién irá manteniendo conversaciones telefónicas sobre ese periodo de adaptación. También un cura o párroco dado que el misterio tiene que ver con un fenómeno solar llamado ‘el ojo de santa Lucía’ y que en cierto modo tiene que ver con la iglesia del pueblo. Un tercer personaje creo que será una joven, aparecerá enigmáticamente en su vida cuando el protagonista esté dudando si fue buena idea  el traslado; este personaje femenino le hará pensar y reflexionar (un poco a lo Sancho con Quijote o a lo Scully con Mulder). El resto de personajes quiero esbozarlos estos días antes de empezar a escribir.

Localización: Por una parte Valencia, ciudad que conozco, por otra un municipio en la sierra del Águila, a unos 100 kilómetros de Valencia. Aunque no se mencionará su nombre el lector que esté atento sí que podrá localizarlo en un mapa. Habrá escenas en interior y en exterior, sobre todo en este municipio donde, como curiosidad, destaco un jardín llamado ‘el huerto del médico’. Este es un espacio, a las afueras del casco urbano, al que se accede por un paseo y en el que un antiguo médico plantó diversas especies de árboles ornamentales y, a su fallecimiento, pasó a titularidad del ayuntamiento reconvertido en museo botánico. 

Los nombres propios, incluso los escenarios pueden sufrir ligeras modificaciones, aviniéndose por tanto a que a través de propuestas puedan variar y bautizarse con vuestras sugerencias.

6 comentarios:

  1. A por ello!!!!!!
    Tiene una pinta magnífica. Viaje iniciático, revolución interior, misterio, fabulosos escenarios...
    Ya me irás contando qué tal, me animará saber que tú también estás escalando tu montaña :-)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si escribir una novela es un reto, hacerlo en este tiempo lo es aún más. Gracias por tus ánimos, estaremos ahí, en la escalada, un saludo con afecto desde la cara Este del Himalaya. Abrazo.

      Eliminar
  2. La cosa se pone interesante. ¡Muchos ánimos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, hay intriga, emoción y aventura dentro y fuera de las páginas; como para perdérselo. Gracias, un saludo.

      Eliminar
  3. El personaje principal podría ser alérgico a una de las plantas del Huerto del médico y ponerse a estornudar cada vez que va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo Corazones Inquietos (suena a Anne Igartiburu), me parece bien, concedido. Eloy será alérgico al magnolio. Gracias por tu sugerencia.

      Eliminar