martes, 25 de febrero de 2014

MICRORRELATOS EN LA ESCUELA

La semana pasada tuve la gran suerte de impartir un taller de escritura a los alumnos de 1º, 2º, 3º, 4º de la ESO y PCPI de un instituto de educación en la provincia de Valencia.
La gran suerte porque durante las trece sesiones, a una por grupo, durante los tres días, pude ver el interés, la imaginación y el talento que atesoran estos jóvenes y, espero, futuros escritores.
La actividad se engloba dentro del proyecto literario que cada año lleva a cabo el centro organizando un certamen literario para alumnos por una parte y para profesores y padres por otra. 
Este año, como novedad, se ha abierto una modalidad de microrrelato donde auguro una gran participación por los microrrelatos que ya crearon los alumnos antes de mi visita.
Espero que mis consejos y sugerencias les aporten nuevas ideas y aunque mi deso es que todos pudieran ser los ganadores, en cierto sentido ver la ilusión y la desbordante creatividad de sus microrrelatos me hace ganador a mi de ese premio, virtual pero igual de apreciado que es ver que los microrrelatos siguen gustando y emocionando.
Qué mayor premio que ese.
Un saludo a los profesores del IES por su ayuda, apoyo y excelente trato durante esos días.
Y mucha suerte a todos los participantes, por descontado.

4 comentarios:

  1. Qué bien te lo pasas. El trabajar con chavales es un lujo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Gracias, Roberto. Un saludo.

      Eliminar
  2. Quién sabe, es posible que algunos de ellos no lo olviden nunca.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo varios casos que me llamaron la atención; en uno al descubrir que el microrrelato era de 'otro'; en otros, que el alumno se acercaba al final de la clase y me preguntaba: ¿cómo puedo mejorarlo?... cuando antes me había dado la sensación de que 'pasaba' de la clase y de mi. Hubo un aplauso en una de las sesiones que me recordó otro aplauso, aunque por modestia y, dado que no tiene que ver, ya lo cuento cuento otro día. Escritores presentes y futuros, sueños que un día se harán realidad con esfuerzo y dedicación. Un saludo, Ricardo.

      Eliminar