sábado, 3 de agosto de 2013

LA PENÚLTIMA

Suena a título de relato pero no; en esta ocasión, y dadas las fechas en las que estamos, he querido titular a esta entrada la penúltima a modo de semi-descanso vacacional.

   Lo de semi es porque tengo programado un taller en la ciudad, para mí, más deliciosa, la que más añoro más allá de mi Valencia natal: Santander. Este taller, como digo, está programado para finales de agosto, aunque a fecha de hoy, el que lo imparta o no depende más de la librería y los alumnos interesados. 

   Por tanto, si tuviese buenas noticias os las comunicaría oportunamente, y si no, pues eso: felices vacaciones allí donde en este mes de agosto toméis vacaciones. El fascinante mundo globalizado de Internet permite estas cosas, que algunos internautas se acerquen a este blog, por ejemplo, y se pregunten a qué se deben estos descansos y estas vacaciones en agosto. 

   Aprovecharé estos días para leer mucho, en especial, para profundizar en los temas que luego transmito a los alumnos, de una forma más o menos didáctica y divertida. También, por descontado, tengo lecturas para disfrutar, incluso una novela inédita que me han pedido que revise y, auguro, me propondrán prologar. No me voy a aburrir, os lo aseguro.

   Dar las gracias a todos los alumnos que a lo largo de estos meses se han acercado a los talleres, disfrutad de las vacaciones.

   Tengo algunas novedades para este otoño, pero eso ya vendrá.

   Un saludo muy especial a los alumnos del taller de escritura creativa del Casino de Soria (en la foto se nos ve, a falta de una alumna que no llegó a tiempo).

   Nos vemos en septiembre, sed buenos y leed mucho... los que escribís/escribimos, escribid mucho. No hay mejor profesor que la experiencia.

6 comentarios:

  1. Poquito a poco te vas a hacer tallerista itinerante. Una especie de juglar moderno.

    Descansa algo, no trabajes demasiado, disfruta de lo que haces. Un feliz agosto para ti también-
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juglar moderno, pero serio. No me veo con calzas de colores y gorrito cascabelero.

      Tallerista itinerante me place más, aunque las distancias geográficas no son tan agradecidas como las literarias. Llevaré parte de ti, de vosotros, apreciados seguidores de este blog, en mi mochila de peregrino de letras.

      También feliz veranos para ti, May. Un saludo.

      Eliminar
  2. Vacaciones relativas, ya sabemos que los enfermos literarios como nosotros no descansamos ni dormidos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, unas de las lecturas que comentaba ahí arriba, es el libro de Vargas Llosa, Cartas a un joven novelista. Cuanta verdad en sus páginas, cuanto que aprender de esta fe por la literatura. Desde el sueño invacacional de mi playa literaria, un abrazo para ti, Ricardo.

      Eliminar
  3. Felices vacaciones veraniegas y felices lecturas. ¡Y suerte con los talleres!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Roberto, te deseo lo mismo. Un saludo desde la calurosa Valencia.

      Eliminar