lunes, 8 de julio de 2013

NOS VEMOS EN SORIA

No sé si conocéis Soria. Yo tuve la oportunidad de visitar la ciudad hace unos años, un verano en el que  salí con una pequeña maleta para un fin de semana y regresé diez días después, tras un periplo por Castilla y León, Extremadura y Portugal.

   Soria fue mi primera parada, nada más llegar fui a la oficina de turismo pero estaba cerrada (llegué al mediodía) así que me dejé llevar. Hice bien, paseé por la calle de El Collado, la Plaza Mayor, Nuestra Señora del Espino y, más tarde, además de visitar ya con un plano en la mano (tras paso obligado por la oficina de Turismo), subí al Parque del Castillo.

    Me gustó la ciudad, me gustó -cómo no- subir hasta el Olmo, con mayúsculas, el monumento al olmo herido por el rayo del poema de Machado.

   La semana próxima regreso a Soria. Esta vez no como turista, no solo como turista, quiero decir. Tendré el honor -y la responsabilidad, por supuesto- de impartir un taller literario.

   Estoy agradecido a todas las personas que lo han hecho posible, una lista de agradecimientos que no voy a incluir aquí, salvo a mi buen amigo Ricardo Guadalupe. Ya sabes porqué, gracias; tú has hecho feliz a Gregor Samsa. Va por ti.

Si os animáis, estáis a tiempo de inscribiros en el taller. Os dejo el enlace y... Nos vemos en Soria.

http://ginesverab.blogspot.com.es/p/taller-literario-en-soria.html

9 comentarios:

  1. Me rondaba todo el tiempo y he tenido que buscarla:

    A la ribera del Duero existe una ciudad
    A la ribera del Duero, mi amor, te espero
    Voy camino Soria, ¿tú hacia dónde vas?
    Allí me encuentro en la gloria que no sentí jamás
    Voy camino Soria, quiero descansar
    Borrando de mi memoria traiciones y demás
    Borrando de mi memoria pasiones y demás

    No sé si te dará mucho tiempo a descansar ni cuanto quieres borrar de tu memoria. Pero espero que disfrutes muchísimo. Ya nos contarás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué recuerdos... Y me refiero a la canción, cuando la oía en las emisoras de radio. Por entonces estudiaba, escribía pequeñas historias y si me hubieran dicho que un día impartiría un taller literario en Soria, bueno, ni me lo imagino. Gracias por el fragmento de esta canción, por acercar recuerdos. La memoria es como la escritura, nos amarra a la realidad, cuando el resto es blanco silencio. Un saludo.

      Eliminar
  2. No he estado en Soria, al igual que en muchas otras ciudades de nuestra "menospreciada" España; sin embargo me alegra saber que alguien vuelve a una ciudad que descubrió casi por azar y al cual el azar lleva nuevamente.
    Piensa en los recuerdos... "mañana, hoy no" (alusión a José Mota); Hoy... vive disfrutando de cada detalle, que la vorágine no te pueda -requiere esfuerzo, lo sé- y deja que la paz interior sea el faro que guie la sinceridad de tus palabras a tus "oyentes"; pues sólo cuando uno habla desde la honestidad de su propio SER y ESTAR, es cuando vence a vientos y tempestades.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hace mucha ilusión este regreso, es tal cual lo comentas. Intentaré ser honesto, intentaré ser sincero, intentaré colmar las expectativas, en definitiva, que ya recaen sobre mi. Agradecerte tu comentario y buenos deseos, Gaby C. Un saludo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Roberto, ya os contaré a la vuelta. Seguro que querré quedarme más tiempo, pero la vida es movimiento. Un saludo.

      Eliminar
  4. Compartimos Valencia, ahora Soria, además de nuestra gran pasión, la literatura. Grandes raíces del árbol (no herido) de nuestra amistad. Abrazo y fuerza

    ResponderEliminar
  5. Compartimos Valencia, ahora Soria, además de nuestra gran pasión, la literatura. Grandes raíces del árbol (no herido) de nuestra amistad. Abrazo y fuerza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartimos Valencia, Soria, un pellizco de Madrid, un océano de palabras y frases en muros y alrededores. Compartimos buenos momentos juntos y los que nos quedan; da por hecho que en Soria una parte de Ricardo Guadalupe estará conmigo durante todo el taller. Gracias enormes, de tamaño olmo sin herir. Abrazo mediterráneo-mesetario.

      Eliminar