martes, 23 de julio de 2013

HEMINGWAY NO, TALLER TAMPOCO

Este domingo 21 de julio se cumplían 114 años del nacimiento del escritor norteamericano Ernest Hemingway. A modo de homenaje, y dado que el escritor estuvo en numerosas ocasiones en Valencia, programé una conferencia modesta en una librería del centro de Valencia. Fue una torpeza por mi parte no haber anunciado con suficiente antelación la desconvocatoria de la misma, lo cual sí hice en las redes sociales pero, como digo, no suficientemente.

   Coincidía la fecha de la conferencia -ayer- con una sesión del taller de novela corta que estoy impartiendo desde principios de julio. Total, que tuve que asistir a una doble decepción: por una parte la de tener que pedir perdón a las personas que vinieron a la conferencia, interesadas; con seguridad, más doctas en el escritor y su obra que yo (lo digo desde la más absoluta humildad). Por otra, comprobar que los alumnos del taller de novela no asistieron.

   Creí necesario disculparme una vez más y lo hago desde esta tribuna personal, agradecido (si puedo utilizar esta palabra) por el interés generado, a la par que avergonzado por todo lo ocurrido.
Espero haber aprendido una valiosa lección.Con la experiencia de ayer y con la del día 24 de octubre de 2012. Esta fecha la recuerdo bien pues había organizado una conferencia sobre Farhenheit 451 y Ray Bradbury en una biblioteca de Valencia. No vino nadie, absolutamente nadie. 

   Lecciones de vida condensadas en momentos de lucidez. 

Sí que tengo previsto entrevistar a un autor que recientemente ha editado un libro de relatos con cierto aire hemingwayano, de hecho, prologado por su nieto John Hemingway.

   No me resisto a añadir una breve frase, a modo de cita célebre, del gran Ernest: 'Un hombre puede ser destruido pero no derrotado'.

6 comentarios:

  1. Duro el carácter de Hemingway, el necesario para seguir en el camino.

    Muy interesante la entrevista que anuncias.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era, estimado Ricardo, todo un personaje. Hay una anécdota en la plaza de toros de Valencia que contó 'Canito' un fotógrafo alicantino que le conoció bien; al parecer había un norteamericano que quería fotografiarse con Ernest, se lo dijo a Canito y este primero le preguntó a aquel, pues sabía de su caracter. En efecto, miró a su compatriota y dijo un No seco y rotundo. El mismo Hemingway que le gustaba departir con gente 'corriente y moliente' y disfrutaba en La Pepica con cerveza fría y melón.
      Gracias y un saludo ya desde la capital del Turia.

      Eliminar
  2. Ánimo. De todo se aprende. Estamos aquí para eso, de eso se trata siempre.
    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mimi Alonso, la verdad es que sí, eso haré. Me recuerda vagamente al propio Hemingway que, al acabar a guerra civil se fue de España diciendo que no regresaría mientras estuviera el régimen... aunque luego sí vino; en Valencia estuvo en varias ocasiones más, la última en 1959, dos años antes de su trágico final. Curiosamente un gran amigo suyo, Ezra Pound, tiene un monumento en la localidad soriana de Medinaceli... No me dio tiempo a ir en mi reciente visita a la capital del Duero, tal vez la próxima.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola
    Casualmente me encontré este blog.
    No encuentro aquí dónde se te pueda dejar un mensaje privado o tu correo, por eso dejo esto aquí. Estoy interesada en tomar un taller literario y quiero saber si próximamente tienes contemplado impartir alguno y dónde.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Margarita: gracias por visitar mi blog y por ponerte en contacto conmigo. La verdad es que tienes razón. No sé si eres usuaria de Facebook, lo digo porque ahí puedes encontrarme (y comentar lo de los talleres con tranquilidad) si buscas mi nombre, GinésJVera. Te dejo en todo caso este enlace: https://www.facebook.com/GinesJVera.
      Por ahora no tengo talleres en Valencia a la vista, los programaré en septiembre. Tengo uno en Santander, y por concretar otro en octubre en Soria. No me extiendo, estamos en contacto. Un saludo.

      Eliminar