martes, 25 de junio de 2013

DESPEDIDA AGRIDULCE

Este es un email de homenaje, de tributo, más que de despedida. 

   Este blog, Ginés J. Vera, es heredero de otro que me abriese años atrás, uno casi homónimo: Ginés Vera

   Por alguna circunstancia que ni el propio Blogger me supo explicar un día dejé de poder acceder a él como administrador. Una faena (por no emplear un taco manido que empieza con pe). 

   Tras varios intentos para que lo dieran de baja (los de Blogger) y no llegar a una acuerdo sobre el sendero para anularlo por mi mismo... para entonces ya había decidido abrirme otro, éste, pero en un principio lo llamé El Eterno Escritor... hace un par de día giró la fortuna. Pude acceder con la misma perplejidad de quien encuentra un tesoro en la playa.

   Lo dí de baja. 

 Aquel primer blog que tantas y tantas alegrías me dio, mis principios, entrevistas, artículos, promociones de mis libros... ya es historia. Se ha disuelto en un océano profundo.

  En cierto sentido es lo que quería, es lo que deseé, pero me siento como si hubiese quemado en una hoguera un libro antiguo...

  Solo quería compartirlo con vosotros. Curiosamente hay deseos que cuando se cumplen tienen esto, cierto regusto a indecisión.

Miro al futuro con optimismo, lo digo de verdad. No puedo sino alegrarme y pensar en otra curiosidad,  en la ciudad de Santander... mi querida Santander... se recuerda que resurgió dos veces de las cenizas -como un ave fenix.

                            Adelante, somos todo lo bueno que tenemos por vivir y disfrutar.

(foto:alquilerbarcossantander.com)

8 comentarios:

  1. Una apuesta fuerte por el presente, y por el futuro.

    (y una pena también por la parte que me toca, ahí estaba mi primera entrevista sobre Frases en el muro, ainss).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí estaba, sí; pero no te preocupes, pienso subir la entrevista, faltaba más. Por los amigos, por los viejos y los nuevos tiempos. Un abrazo prometedor, Ricardo.

      Eliminar
  2. Según el Budismo, uno de los principios para ser un "iluminado" es no apegarse a nada, y cierta razón no les falta, después de todo cuando nos apegamos sintiendo aprecio, amor, etc... en algún momento sufrimos; a pesar de ello quiero seguir apegado en su justa medida.
    Sabor agridulce, sin duda alguna, como aceptar que un hijo haga su vida, como dejar que una de nuestras creaciones pase a "ser" de los demás -criticada, atesorada, maltratada y quizás... mejorada-. Comparto esa sensación contigo aunque yo no he tenido el valor (o tal vez se trate de egocentrismo) de liberar a la red de una página sobre artes marciales que creé allá por el año 2000. Hoy en día parece que se puede decir de lo creado en la web como se dice de las palabras... "Una vez lanzadas no hay nada que hacer".
    Te acompaño en el sentimiento de tristeza por haberla "borrado" sabiendo que el recuerdo del trabajo e ilusión que pusiste (incluso de los errores cometidos y posteriormente corregidos)son lo que te llevas proporcionándote alegría.
    Un saludo sincero tal vez con algo del polvo de sus restos corriendo por mis pulmones.
    (Jolín, escribo cada cosa... )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco puedo añadir, amigo Gaby C. Y si lo que uno va a decir no es más hermoso que el silencio lo mejor es eso, callar a tiempo. Gracias, queden las palabras, queden los sentimientos que las crearon. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Miremos el futuro, el pasado queda atrás. Hoy me siento optimista, vaya...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miremos con optimismo, sin perder la lección que nos enseñó el pasado. Feliz miércoles... Y felicidades por ese optimismo más que justificado de hoy, por lo que tu sabes. Gracias y un saludo.

      Eliminar
  4. Recuerdo muy muy bien ese blog, mi querido Ginés. Después de aquella muy mala época ¿Recuerdas? volví, aún sabiendo que había otras fórmulas, a encontrarte-reencontrarte a través de él. Cuando ya era más yo misma.
    Me da penita, no hace mucho estuve transitándolo, no sé si de forma premonitoria, porque siempre ha seguido en mi blog.

    Yo no debo saber mucho de desapegos. Me da penita. Y eso, que sí, que siempre mirando adelante. Y a los lados que están aquellos que elegimos como compañeros de viaje, puede que a tramos, puede que a encrucijadas, puede que siempre, para conversar, para confesar, para compartir. En fin, eso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola May, gracias por pasarte una vez más por aquí, por esta playa. Recuerdo, también siento un poco de añoranza pues con aquel blog se fueron reseñas y 'artículos' que no puedo ya recuperar al contrario que las entrevistas (pues estas las guardo). Pero hay que mirar con determinación hacia el porvenir, eligiendo a nuestros amigos, esos compañeros de viaje, que bien comentas, manteniendo a nuestro lado a pesar de todo. Compartir, ese es el espíritu de todo blog, ¿no? Amigos y blogs... y un verano por delante. Un saludo.

      Eliminar