lunes, 18 de junio de 2012

Entrevista a DAVID MATEO: "Sé que mucha gente piensa que la piratería es contraproducente para la literatura..."

A David Mateo le conocí en la misma librería donde nos hemos reunido ésta vez para esta entrevista y de paso, tomar unas cervezas. En aquella ocasión presentaba su novela “Noches de sal”, una novela que describe una Valencia gótica, llena de sombras y situaciones extremas, ha conseguido un gran reconocimiento de público y crítica.
Autor de novelas de género fantástico, es colaborador de la revista de cine “Scifiworld”, de distintos diarios valencianos aunque trabaja como dinamizador sociocultural y gestor de actos literarios para diversas entidades. Su última novela es Prohibido salir con el cliente (Atanor Ediciones, 2012).

¿Qué hace un contable escribiendo historias de terror?
Me canse de los números y dije se acabó. Voy a hacer algo más placentero.
De pequeño ¿ya escribías?
Yo recuerdo que de pequeño me iba al pueblo mientras otros se iban con la bicicleta al rio, yo me quedaba en casa. Me quedaba en mi cuarto con mis libretas y me ponía a escribir mis historias.
El primer libro que te editaron, ¿cuál fue tu sensación?
Como con cualquier libro, fantástica. Me acuerdo la primera vez que me mandaron un email diciendo que me publicaban, dije: «ya me puedo dedicar a esto toda la vida», pero luego ves que no, cada libro es más difícil de escribir que el anterior, aunque tuve suerte porque para el primero tuve dos editoriales interesadas en él.
Te sientes superhalagado. Las editoriales pequeñas tienen que buscar el libro bueno, bonito y barato, al menos interesante que pueda llegar al lector. Obviamente lo escribí hace diez años y nadie me conocía. Cuando publiqué Nicho de reyes lo hice con pseudónimo ya que en aquel tiempo la mayoría de las editoriales publicaban a autores anglosajones. Creo que funcionó bien porque yo era un autor nacional, porque el libro tenía algo de alma y porque la gente quería leer autores españoles dentro de la narrativa fantástica.
Los escritores de ciertos sectores o temas os debéis conocer todos, ¿la unión hace la fuerza?
No los conozco a todos, con unos coincides más, con otros menos; con unos  te llevas mejor y con otros no tanto. Escribir es solitario, eres tú y el ordenador, y tu introversión y tu manera de comunicarte con tu procesador de texto.
Al escritor me lo imaginaba así, solitario, como aquellos escritores americanos de los ´50 pero se me ha caído un mito porque ahora está facebook, twitter, ¿y la visión romántica de aquello?
Llega el fin de semana y uno tiene que salir a ver el sol, o acabar una novela, entregársela al editor y salir a respirar aire puro. Nosotros cada dos semanas tenemos una quedada, y vienen tanto escritores como lectores y hablamos de nuestras aficiones. Algunos hablan de novela histórica, otros de novela negra, o de cómic…
Una reseña de tu última novela “Prohibido salir con el cliente, Atanor Ediciones”, la que estás promocionando ahora, advierte que es una historia: de fantasmas, médiums y de tensión sexual no resuelta entre mujeres. ¿Qué tiene que ver?
Tiene una carga de erotismo muy importante, igual que en Noches de sal se hablaba mucho de la inocencia, sobre todo la de los protagonistas, yo en ésta quería romper un poco con eso, hacer algo desinhibido, donde diera igual carne que pescado, donde los personajes no tuvieran problema en acostarse con un hombre o una mujer. Tiene un componente erótico muy importante.
¿De dónde vino la idea?
Una noche a altas horas de la madrugada estaba en casa pasando canales de televisión y llegué a un documental que hablaban de varios personajes vinculados a la pornografía: una chica que quería convertirse en actriz porno, un semental, y una chica jovencita que entró a trabajar en un chat erótico. A ella al principio le daba mucho miedo todo ese ambiente pero luego se da cuenta de que establece relaciones muy interesantes con sus compañeras. Tanto los clientes que entraban en el chat como las chicas que lo atendían eran de una misma clase social. La empresa les advertía de que a pesar de que se pasasen horas y horas durante semanas con el mismo cliente, que nunca nunca nunca traspasase la barrera física. No podían llevarse la faena a casa… Pero lo que hacían en el documental y en mi libro era incumplir la norma y enamorarse de los clientes.
Pues ya no leo tu novela (risas).
Solo te he contado un 10 % (reímos a la par, obviamente).
Es broma, ¿qué te están contando los lectores que ya la han leído? Lleva un par de meses en el mercado.
La gente muy bien, entre los lectores estos meses y las reseñas, todo ha sido muy positivo.
¿Qué ha sido lo más difícil a la hora de escribirla, viendo que la idea fue bastante plácida…, viendo la tele?
La empecé hace 3 años, tuve que dejarla por un encargo y volver a retomarla. El proceso de escritura se me ha hecho muy rápido pero lo más complicado fue ese año largo de escritura. Lo más complicado y a la vez lo más divertido, te divierte escribir cosas y aprender cosas.
Hay un capítulo que esta novela localizado de alguna manera en un bosque de Asturias, yo por mi trabajo de dinamizador cultural me ha tocado ir a colegios por ejemplo de Calamocha, Alcorisa y Teruel. Suelo ir con podcasts que escucho durante los viajes. Recuerdo que escuchaba un programa de Iker Jiménez sobre bosques tenebrosos y, viniendo por la noche hacia casa por esos bosques de Teruel, pensé: “como me quede aquí tirado con el coche en la cuneta no salgo para nada”. Al final lo que vives es un poco lo que plasmas en la novela.
Muchas gracias y mucha suerte David.
Podéis disfrutar de la entrevista completa en la pestaña de cabecera, y visitar su blog donde encontraréis más contenidos y sorpresas. Os lo recomiendo.

2 comentarios:

  1. "mientras otros se iban con la bicicleta al rio, yo me quedaba en casa [..] y me ponía a escribir mis historias".

    Y lo decía María Zambrano: "Escribir es defender la soledad en que se está; es una acción que sólo brota desde un aislamiento efectivo"

    Enhorabuena por la entrevista.
    Un abrazo,
    Ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con Maria Zambrano, esperemos saber sacar lo ejor de la soledad sin quedarnos a solas en el mundo.
      Gracias por tu visita y por su comentario que rompe de algún modo también, la soledad de quien escribe en un blog.

      Eliminar