miércoles, 6 de junio de 2012

BIBLIOTECA MUNICIPAL JOANOT MARTORELL

Si hace unas semanas os hice un recorrido virtual por la Biblioteca Municipal Carles Ros de Valencia, al hilo de entrevistar a la bibliotecaria, esta semana hago lo propio con la Biblioteca Municipal Joanot Martorell. Coincide aquí también que el edificio está restaurado y protegido, no en vano se trata de la conocida como Alquería de Barrinto en el Parque de Marchalenes, sito en el barrio del mismo nombre de Valencia.
La biblioteca está ubicada dentro del Parque de Marchalenes teniendo éste varias entradas por las calles siguientes: Luis Crumiere, Reus-Ruaya, San Pancracio, Portugal y Marchalenes.
El parque es sí es un entorno excepcional para una biblioteca, alejada del ruido y la contaminación, aún para aquellos más sensibles (que los hay) por la proximidad de una zona de juegos infantiles. Como digo, ya la sola visita al Parque de Marxalenes merece la pena, máxime en estos meses de verano.
Como decía, dentro del Parque  –que se articula alrededor de dos caminos que se cruzan perpendicularmente, los conocidos como Paseo del Ferrocarril y Camino de la "Muntanyana" (éste más próximo a la Alqueria de Barrinto)–, encontramos varias alquerías entre las cuales está la conocida como de Barrinto, del siglo XIV, restaurada y hoy dedicada a Biblioteca Pública "Joanot Martorell" y Centro de recepción de visitantes.

La visita al Parque por una parte, y a la Alquería por otra os aseguro que no os defraudará en absoluto, todo lo contrario, disfrutaréis mucho y aprenderéis aún más.
            En cuanto a lo que se refiere a las instalaciones de la propia Biblioteca Municipal, consta de una superficie aproximada de 570 m2, con: sección Infantil, de lectura, préstamo, puestos multimedia, sala de informática y sala de exposiciones. El fondo total de ejemplares ronda los 13950.


foto. web de la Red de las Bibliotecas públicas Municipales.

Además de las actividades propias a una biblioteca, destacar las actividades infantiles, tanto lúdicas como de animación lectora en colaboración con los centros educativos del barrio.
Siendo usuario desde hace años de los libros de su sección de préstamo, tuve la oportunidad de celebrar dos conferencias hace unos meses, algunos lo recordaréis por las entradas en este blog, tanto en la sala de exposiciones como en una sala más “coquetuela” con una gran chimenea rústica de fondo.

Fotografías hice en su día de las conferencias, e incluso una del interior de la Alquería. Pero cuál es mi sorpresa si os digo que, al preguntar (inocente de mí), me dicen que al ser una alquería protegida lo de las fotos está burocratizado y legislado de forma que necesito instar un registro de entrada en el Excelentísimo Ayuntamiento de Valencia y…. Total, que si les indico que es para mi blog, aún diciendo que es cultural y que soy buena persona, no tengo tan claro que me lo concedan.
 La alquería en los 90, (*valenciadesaparecida.blogspot)

Para no ir en contra de nada, ni seguir escribiendo este blog desde la cárcel, mejor os dejo un par de enlaces.
La entrevista a Cristina, la bibliotecaria, si estáis interesados, la subo al blog otro día.


4 comentarios:

  1. Yo he estado! He estado! Y además he tenido la suerte de que me hicieran una medio visita guiada y tener el prospecto o como se llame, de la alquería y de asistir a las conferencias.
    Un muy bonito parque para pasar las mañanas o las calurosas tardes de verano para todos, para los que aman a los libros y para los que no.

    Claro, sube la entrevista que la leeremos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola May, pues tomo nota como interesada en la entrevista a Cristina Colomina.

      La verdad es que pensé en subir parte del contenido del tríptico (prospecto, en tu caso) alusivo a la historia de la alquería, pero precisamente le preguntaré a la bibliotecaria por ello además de otras curiosidades propias de la Biblio.

      Gracias

      Eliminar
  2. Es increíble lo de las fotos... como me indignan estas cosas Ginés, tu ya sabes (como diría un cubano). Qué poca vergüenza tienen y tenemos. En fin... yo también estuve, la vi, me gusto mucho. Pero lo más tu charla, que de haberse hecho en la mitad del parque hubiese sido tan interesante que allí. Incluyendo claro, la cerveza posterior. Un abrazo Amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no es mala idea, no. Me refiero a una charla-conferencia al aire libre ahora que hace calorcito. Si sabes de algún evento cultural de estas características en las que quieran a un microrrelatista/divulgador, sílba y voy.
      No voy a entrar en lo de las fotos, sé y comprendo tu indignación. Las que subo al blog ya procuro decir al pie de donde salen.
      Un saludo y pendiente un zumo de cebada frio.

      Eliminar