domingo, 20 de mayo de 2012

Entrevista a ROBERTO MALO "Pretender vivir de la literatura, tal y como está el patio, es una quimera."


Roberto Malo (Zaragoza, 1970) es una de esas personas polifacéticas que merece la pena leer y conocer. Escritor, cuentacuentos y animador sociocultural, ha publicado los libros de relatos, infantiles, novelas y que según nos cuenta en esta entrevista se lo pasa en grande trabajando como animador en el proyecto sociocultural del Grupo Galeón. Os dejo aquí un extracto pudiendo disfrutar de ella al completo en la pestaña de cabecera. Espero vuestros comentarios.
¿Por qué nos gustan tanto las historias de terror? ¿Por qué te gustan a ti?
“No hay placer como el terror”, que diría Clive Barker. Supongo que a todos nos gusta pasar miedo; debemos ser algo masoquistas…
Veo que publicas dentro del género de terror además de incursionar con éxito en la literatura infantil, hacer cuentacuentos y considerarte animador sociocultural. ¿Dónde te sientes más cómodo y cómo empezó todo, literariamente?
Supongo que empezó a los trece años (más o menos) cuando me puse a escribir cuentos por puro placer, como una respuesta a mi necesidad de leer. De repente me venían historias a la cabeza y me sentía impelido a plasmarlas.
En cuanto a lo segundo, lo cierto es que me siento muy cómodo en todos mis ámbitos. Espero poder seguir compaginándolos. Y no solamente le pego al terror, también le pego al humor, a la fantasía, a la ciencia ficción, al policíaco y a lo que se tercie.

¿Has sido siempre un buen estudiante o eras de los que hacía pellas o te ponías a escribir tus historias en la última fila ajeno a las asignaturas?
Lo cierto es que he sido un estudiante muy serio y aplicado, y apenas he hecho pirolas. Sin embargo, ya escribía historias en clase, o al menos las imaginaba. Recuerdo estar estudiando algún examen, y dejarlo momentáneamente para escribir algún cuento que me venía a la mente. Aun así, aprobaba…
Ya has publicado varios libros, obtenido premios y conseguido que te reediten y te traduzcan a varios idiomas, ¿cuáles son tus aspiraciones literarias? ¿Qué te impulsa a escribir cuando te sientas en tu escritorio?
Escribo por puro placer. Disfruto haciéndolo. Las ideas me llevan al papel, y no al revés. Yo no voy al papel buscando ideas, ellas viene a por mí, sin avisar.
No creo tener grandes aspiraciones literarias, pero sí que hace ilusión cada libro que sale, cada contrato que llega, cada lector que te anima a seguir…
¿Se puede vivir de la literatura y alrededores? ¿Es mejor tener otro trabajo no relacionado y así escribir por placer (u obsesión, según cada cual)?
Yo no quiero vivir de la literatura, sinceramente. Es algo tremendamente difícil, por otra parte. A mí me gusta mi trabajo de animador, me lo paso en grande, y espero pese a la crisis seguir en ello por un buen tiempo. La literatura la veo como un plus, en el mejor de los casos. Y es cierto que a veces esos “alrededores” como dices dejan algún dinero, pero mi consejo realista a los chavales cuando me preguntan sobre el tema es tener un trabajo que te llene y luego escribir en los ratos libres. Pretender vivir de la literatura, tal y como está el patio, es una quimera.
¿Cómo se aborda, desde tu punto de vista la creación de una novela tan distinta (o no) de la cocina rápida de un relato corto?
Alguien dijo: “Escribir un relato es un placer. Escribir una novela es un reto”. Yo lo veo así, ciertamente. El relato es algo rápido de plantear y escribir, un género muy querido por mí, como lector y escritor. La novela requiere más tiempo, más dedicación, pero el esfuerzo merece la pena. Me siento especialmente orgulloso de mis novelas, y sin embargo me considero básicamente un cuentista.
¿Qué haces cuando te llega un bloqueo, cuando pasan varios días en los que no escribes?, ¿hay algún truco para conjurar a las musas?
Ponerte a escribir cualquier cosa, aunque no tenga sentido, aunque sea una completa tontería. Antes o después se recupera la chispa, lo importante es no dejar el papel, no dejar de intentarlo.
Una rápida valoración a la irrupción de las nuevas tecnologías en la literatura: los eBooks y el mercado que se (nos) abre para los escritores noveles ninguneados por las editoriales tradicionales.
Yo de momento veo lo de los eBooks como un soporte complementario al del papel. Tienes el libro en formato físico y, para el que quiera esa opción, también en eBook. Tener una obra solamente en formato electrónico, hoy por hoy, no me convence. Soy muy de papel. Pero bueno, habrá que hacerse a todo, claro.
Respecto a lo de los escritores ninguneados…, lo cierto es que no se te valora si no te publica una editorial como Dios manda. No veo que eso cambie demasiado con las nuevas tecnologías.
Al hilo de esto me viene a la mente un blog que leí hace poco, en donde una escritora titulaba una entrada: “¿qué se puede esperar de un libro de menos de un euro?” a raíz de haber publicado ella misma su novela en un conocido portal de internet. ¿Qué opinas de que haya novelas a 0,89 €, por ejemplo?
No, si el precio a pagar me parece bien. Al fin y al cabo, por un archivo no se puede pagar mucho más. El tema es vender miles y miles de libros a un euro, y así ya se ve el tema de otra manera.
¿Puedes adelantarme algo de tu nuevo proyecto (o proyectos)?
Soy muy supersticioso con los proyectos futuros. A veces se gafan, se retrasan, no salen… Prefiero callar de momento. Pero sí, espero sacar nuevos trabajos en breve.

Muchas gracias, Roberto y mucha suerte.

Roberto Malo mantiene un blog personal, las fotografías son de éste, donde podéis seguir leyéndole y conociéndole. http://robertomalo.blogspot.com.es/

11 comentarios:

  1. Interesante entrevista. Siempre lo son estas entrevistas de escritor a escritor. Por lo menos para quienes nos gusta esto de escribir. Haces las que yo le haría si tuviera la oportunidad. Las respuestas de Roberto Malo incitan a reflexionar sobre cual es la finalidad de esas horas solitarias dedicadas a la escritura: han de darte placer, ser una actividad que por si misma te llene, te recompense y después se verá que más puede llegar a ser.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ginés por seguir desvelándonos diferentes caminos seguidos por espíritus voladores.
    Un abrazo,
    Ricardo

    ResponderEliminar
  3. Sois los mejores. Sí, vosotros, los que os tomáis el tiempo para acercaros a mi playa de letras y así, como de soslayo, me devolvéis la mirada que lanzo con cada entrada, ya sea entrevista, relato u opinión.

    Gracias May, es cierto, no hay horas solitarias cuando se escribe pues uno se rodea de los personajes que crea, que cree que son más que eso.

    Un abrazo enorme, Ricardo, ya ves que somos una inmensa minoria, una pequeña marea los que, como bien dices, nos batimos en alas de letras, espíritus voladores de la literatura, siempre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la entrevista, Ginés. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Roberto. Suerte con tus proyectos. Pásate por aquí cuando gustes.
      La foto a lo Norman Bates de tu blog, un puntazo, por cierto.

      Eliminar
  5. Muy buena la entrevista. Qué tendrá el género de terror que gusta a tantos. A mi me encanta, desde siempre. Una buena historia de miedo nunca es aburrida.
    El consejo para despertar a las musas es muy útil. Escribir siempre ayuda a despertar la chispa. Lo malo es cuando dejas de hacerlo por que crees que no lo harás bien o algo parecido. En ese caso siempre es mejor lanzarse, que luego ya se puede revisar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He de agradecerte Ray no solo tus palabras sino tu visita a mi blog. Ya echaba de menos una entrada en tu blog, me he pasado hace poco. Te leo, aunque parezca que voy atareado.
      Y en cuanto a lo de las musas, tienes razón, es mejor lanzarse y escribir de más que no escribir. Pasa como cuando quieres aprender un idioma nuevo, por no equivocarte no hablas y nunca mejoras. Un saludo y gracias.

      Eliminar
  6. Hola, otra vez por aquí, decirte que hace un par de días acudí a un recital de Álvaro Salvador, muy reconocido sobre todo en Granada y del que la Wikipedia dice esto: "Junto a Luis García Montero y a Javier Egea promocionó a comienzos de los años ochenta la tendencia poética conocida como otra sentimentalidad, germen de lo que años más tarde sería la llamada poesía de la experiencia dentro de la poesía española contemporánea". O sea, uno de nuestros grandes poetas. Pues bien, la asistencia se limitó a las personas de la organización del recital. Lo cual por un lado es muy triste, y por otro relativiza la escasa concurrencia que otros nos hemos encontrado en más de una ocasión, ¿no crees? :-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo, pues como bien dices, ya hemos hablado (y sufrido) esto pero verlo estos días con un poeta de la talla de Alvaro Salvador debió de haberte sino sorprendido, si medio preocupado. ¿Qué le ocurre a la sociedad? ¿A dónde mira? ¿Qué la entretiene? ¿Realmente seguimos en la España de jamón y pandereta? En alguna presentación de mi libro me han llegado a sugerir eso, que sirviera comida para que acudiera más gente. O que me desnudase... Entre unos y otros la cultura va a terminar en el fondo de un cubata.
      Yo me revelo a ello, y sé que tu también.
      Gracias y ánimo.

      Eliminar
  7. Vaya... Personajazo a tener en cuenta. Me ha encantado y me acercaré a su obra!
    Saludos a ambos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que sí, yo estoy por ir y sentarme entre la muchachada a escuchar Tanga y el gran Leopardo. El libro mola. Un saludo, Pandora.

      Eliminar