viernes, 20 de abril de 2012

Entrevista a ELENA LAMBÍES_Bibliotecaria de la BPM Carles Ros (Valencia)

Los asiduos a este blog recordaréis que ya publiqué una entrevista no hace mucho a Elena Lambíes, bibliotecaria de la Biblioteca Municipal Carles Ros de Valencia. En esta ocasión además, he querido que conozcáis la biblioteca.  En ella estoy impartiendo actualmente un taller de creación literaria de relato corto. Os dejo una sorpresa para más adelante, sobre esto.  Sin más preámbulos, vayamos con la entrevista y visita a la biblioteca.

G. V. ¿Cuándo se inaugura oficialmente la biblioteca pública en este edificio?
            E. L. La fecha exacta no está precisada ya que en el Libro de Registro consta como primer asiento de ejemplares el año 1905 pero debió de estar en funcionamiento con anterioridad.

Estuvo cerrada al público durante unos años y luego se volvió a reabrir, según he sabido.
Sí, en 1981 hubo reformas, pero la rehabilitación más importante fue en 1992, donde quedó cerrada la biblioteca hasta aproximadamente diciembre de 1998 en que se volvió a abrir al público.
Esa rehabilitación en los 90 ¿en qué afectó al edificio y a la biblioteca?
Además de en el número de ejemplares que ya comenté, se vió limitado el espacio disponible para la biblioteca a favor de dependencias para el Tribunal de las Aguas, con quien compartimos actualmente el edificio.
Casi como curiosidad añadir que estuvo a punto de no conservarse el mueble biblioteca de la sala de lectura (Salón de Honor).
               ¿Por culpa de las obras de rehabilitación?

Sí, yo no estuve personalmente pero un compañero me contó que al sustituir los forjados interiores el mueble peligraba. Fue la insistencia de aquel la que permitió que se evitase su caída.
¿Cuál es el fondo bibliográfico actual de la biblioteca?
Actualmente constan unos once mil quinientos títulos aproximadamente. Aunque antes de la rehabilitación de 1992 habían unos 22.000, según registro de 1990.
Estimo que habrá libros antiguos, fondo antiguo, ¿de qué fecha es el ejemplar más antiguo que se conserva en la biblioteca?
Aunque se conservan un buen número de títulos del siglo XIX, hay uno fechado en 1765, concretamente: La historia de los sucesos memorables del mundo.
Respecto a estos libros,  puede darse el caso -poco probable, ciertamente- de que la Biblioteca Nacional no disponga de alguno de estos ejemplares, ya que hasta 1957 no se regulariza el Depósito Legal.
               Me comentabas anteriormente que has visto una evolución en el público que viene aquí.

Por las mañanas viene poca gente y por las tardes bastantes con sus portátiles al existir conexión wifi. Sí que es cierto que antes venían más “opositores” y más jóvenes a los que además ayudábamos en sus consultas pero en parte Internet ha suplido esa labor, unido a que no disponemos de mucho fondo específico. Diría que viene más público interesado en las novedades y en general a consultar libros por entretenimiento.
Cada biblioteca pública municipal tiene asignada una temática concreta y la Carles Ros, me comentaste, lo era de comic adulto.
Disponemos de un fondo de títulos de comic adulto, a excepción de manga y superhéroes, entre los que se encuentra el cómic erótico, de denuncia, bélico, negro, o por ejemplo cómic americano.
Y dentro de la sección de cómic, ¿alguno antiguo que quieras destacar?
               Tal vez resulte llamativo: LITTLE NEMO IN SLUMBERLAND. Esos Espléndidos Domingos, por su formato en DIN A3, ya que en su origen seguía el formato de los periódicos de la época.

¿Qué ventajas ves a que el público se acerque a la biblioteca a leer cómics?
Los cómics adultos son sin duda de lectura rápida pero cada vez más caros, no en relación a su calidad, al contrario, pero para alguien que quiera únicamente leerlo en vez de disponer de ellos puede venir a la biblioteca.
Coméntame algún título de cómic adulto interesante o sugerente, no soy un gran lector de este género.
Por una parte los del japonés Osamu Tezuka, p ejem “Buda” o “Adolf”. De Spigelman, “Maus”. Y “La guerra de las trincheras” de Tardi.
Ante esta situación de austeridad, me pregunto por las donaciones particulares que no sé si recibís últimamente.
Pues la verdad es que sí me consta de que en otras bibliotecas de la red municipal se hacen donaciones pero en esta, la verdad, no recibimos muchas y los ejemplares a veces, no tienen una fácil salida (disposición de préstamo).
Antes me he anotado una cosa que me has dicho sobre un retén de policía, me ha parecido curiosa, para acabar de forma anecdótica esta entrevista.
Hubo un retén de policía local en el edificio en los 80 hasta su traslado a la calle Alta. *
Muchas gracías Elena.

       Si os habéis quedado con ganas de saber más sobre la biblioteca podéis visitar el enlace: http://www.bmvalencia.org/castellano/biblioteca-publica-municipal.php?biblioteca=carles-ros&seccion=info
      Donde encontraréis además la sorpresa que os decía. ¿De qué se trata? Pues de cinco relatos que podréis leer correspondientes a los alumnos del Taller de Relato Corto que se está impartiendo en la biblioteca. Para los más cómodos, también os dejo el enlace directo:
 http://www.bmvalencia.org/castellano/biblioteca-publica-municipal.php?biblioteca=carles-ros&seccion=mas-actividades
      
Por último, os recomiendo, por supuesto, una visita presencial a la Biblioteca Municipal Carles Ros si tenéis oportunidad. Está en la Pza de la Mare de Deu, 1 en pleno centro de la ciudad de Valencia.
       Y si no podéis, qué tal si os doy una breve visita virtual desde mi blog, sólo tenéis que pinchar en la pestaña superior, titulada Biblioteca Carles Ros.

(*) Para más información, consultad la obra de Miguel Ángel Catalá Gorgues, “La casa Vestuario, su historia y usos”

2 comentarios:

  1. Un sitio pequeño, cierto, pero con mucho encanto. Palabra de tallerista.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos mucha suerte de poder disfrutar de sitios así como lectores, amén de las sesiones del taller. Es un edificio con historia, Historia con mayúscula, que atesora libros deliciosos, listos para mentes inquietas y curiosas. Animáos y contadme.
      Gracias, Pandora.

      Eliminar