viernes, 17 de febrero de 2012

Entrevista a JUAN CARLOS MORENO


Os acerco esta semana un libro de poemas, sabedor de que la poesía es, cómo decirlo...mi asignatura pendiente. Y más que un libro de poemas he de hablar de un libro de haikus y su autor, Juan Carlos Moreno. Genial, simpático y a quien le deseo mucha suerte con su El sonido del Agua.


Tu primer libro es El Sonido del Agua, una aventura en si misma teniendo en cuenta como está el mundo editorial, ¿qué te llevó a decidir editarlo?
     Una necesitad interior de expresar y, sobre todo, compartir con los demás lo maravilloso que es el haiku. Además de poesía, tiene efectos “sanadores” puesto que te conecta a la Naturaleza, al tiempo que a la propia naturaleza del que lo vive o lo lee, profundiza en nuestra alma, ayudándonos a crecer y vivir, aceptando el entorno en el que vivimos y regresando, en la medida de lo posible al medio donde hemos vivido millones de años.
Los haikus vienen agrupados en cuatro apartados, en realidad, las cuatro estaciones del año, cuéntame.
     Sí, exactamente. En esta zona del planeta tenemos la suerte de pasar por las cuatro estaciones. He comenzado el libro con el invierno pues, para mí, es el comienzo del año en realidad. El paso de las estaciones no sólo va relacionado con el tiempo que transcurre, sino que también son los cuatro ciclos de nuestro estado de ánimo, pues nos vemos muy influidos por los cambios de la Naturaleza: temperatura, horas de luz, colores, etc, etc.
Supongamos que alguien que no sabe, o no ha leído haikus, abre el libro y ve en una hoja, tres líneas… ¿Cómo ha de acercarse un lector a esta poesía tradicional tan breve?.
     Debe leer el haiku varias veces y no quedarse con su aparente sencillez. Detrás de estos pequeños versos se esconde mucha carga de profundidad. Para el poeta que escribe haiku (haijin) todo es sagrado: El Mundo, el viento, una hormiga, nosotros mismos…  El haiku es un medio para encontrar paz y belleza, dejando un poco a un lado lo artificioso de nuestra vida urbanita. Entonces los ojos de niño que creíamos olvidados, se vuelven a abrir. Es bueno leer alguna introducción o prólogo para saborear al máximo estos poemas.
Me atrevo a ahondar un poco más en la cocina literaria de este libro, y preguntarte ¿por qué has incluido además de haikus, prosa tradicional?
    Esa prosa se llama “haibún”. El haibún es ni más ni menos que el relato en prosa con sabor poético que el que vive un viaje o un suceso intenso, plasma para compartir con los demás. La tradición escrita nos dice que los antiguos haijines viajaban por todos los rincones de Japón escribiendo  y describiendo toda la belleza que les rodeaba. Allá donde no llega el haiku, llega el haibún.
Como estimo que no voy a saber captar todos los matices de la obra en su conjunto, te pediría, casi sonrojado, que des unas pinceladas a modo de visión paisajística de estas composiciones.
     En mi libro he reflejado lo que he visto y he vivido en mis paseos y viajes por el entorno cercano de mi ciudad. Tras las nevadas y lluvias de hace dos años, un pequeño río que llevaba seco 40 años, ha vuelto a llegar hasta la ciudad. En ese río pescaban nuestros padres y abuelos y también se bañaban, cuando no había piscinas públicas. A mí me fascina el agua y la vida que hay alrededor. Por tanto me he visto obligado a recopilar en este libro algunos de mis haikus.
La portada es obra de Susana Benet, una imagen para reflejar las imágenes interiores, cuéntame.
     Susana es extraordinaria, tanto pintora como poetisa. Siento una gran admiración por ella y me siento muy orgulloso y honrado de tenerla cerca de mí, tanto  literariamente, como en otros sentidos. Los escritores de haiku entablamos, como regla general, unas relaciones de amistad muy estrechas y especiales.
Dime dónde pueden conseguir los lectores tu libro y dónde harás las próximas presentaciones para que puedan además conocerte y obtener una dedicatoria que seguro que serán tan especiales como el propio Sonido del Agua.
     El día 11 de marzo, domingo, participaré en un recital compartido  en un restaurante francés de Valencia,  donde se hará  la presentación de un libro de un amigo llamado Raúl Fortes; pero el protagonismo es de él ese día.  Es mi intención recitar esta primavera por algún pueblo de la provincia de Albacete y también presentar mi libro en Madrid. Como tengo el placer y orgullo de ser “invitado de honor” en un Festival de microrrelatos  y haibunes, que organiza la asociación francesa Lirécrire en Beaveaus (muy cerca de París), tendré la agenda ocupada y cabe la posibilidad de que deba posponer la presentación en Madrid al otoño.
     Si alguien está interesado en adquirir el libro lo puede hacer de dos maneras: Está disponible en el Bibliocafé de Valencia, en la Calle Amadeo de Saboya 17, o bien a través de mi blog: http://caminosdelsilencio.blogspot.com/, pinchando en la portada de mi libro. Esa acción les llevará al link de la librería Popular de Albacete que puede hacerles llegar el libro por el precio de 10 €. Espero que sea del agrado de los aficionados al haiku y de los de la poesía en general. El haiku es una mina de oro esperando a ser descubierta por el lector.
 Muchas gracias, Juan Carlos y mucha suerte.
Podéis conocer mucho más sobre el autor y su obra en: http://caminosdelsilencio.blogspot.com/

4 comentarios:

  1. Realmente interesante la entrevista.

    Es cierto que estamos conectados a la Naturaleza (somos Naturaleza), al clima, a la luz,... Siempre me he preguntado por qué sube la fiebre cuando es de noche, por más que hagamos para engañar al cuerpo.

    Y gracias también por la cita de Kafka :-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, lástima no poder dar las gracias a Kafka. Somos naturaleza, sí, y con el tiempo regresamos a ella al darnos cuenta como decía Da Vinci (si la memoria no me falla) que el secreto de vida estaba en disfrutar de las pequeñas cosas. Menos formal, también recuerdo que algo parecido sale en un episodio de Los Simpson.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Interesante entrevista. De él, me habló una amiga al parecer mutua que también le gusta escribir Haiku. Además, él, según me comento ella, practicó o incluso igual sigue practicando Aikido. Felicidades por la entrevista Ginés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del aikido no lo sabía, menos mal que no le hice una crítica feroz a su libro...es broma. Me ha gustado, y creo saber quien es la escritora y amiga común. El libro ha sido un soplo de poesía entre tanta prosa combando mis estanterías. Gracias por tu visita, Dani.

      Eliminar