jueves, 19 de enero de 2012

Entrevista a BEATRIZ T. SANCHEZ

Conocí a Beatriz Troitiño por la red de redes, al hilo de un concurso de relatos de terror muy afín a este blog. Ví que había publicado una novela del género que más me conmueve y tras una gestión con la editorial, me leí La Búsqueda y le propuse a Beatriz una entrevista para que nos contase a todos algo más sobre esta opera prima narrativa y su afición por el escritor estadounidense H.P. Lovecraft.


¿Qué hay de ti en la novela, de diseñadora de moda, de lectora, de admiradora de H. P. Lovecraft y Edgar A. Poe?
    Como diseñadora, el insistir en las ropas y tejidos, no puedo evitarlo, es un detalle que debo pulir. Como lectora, siempre escribo algo que también me gustaría leer y en cuanto a los maestros, en ellos me inspire. El tema y la trama son lovecraftianos, aunque yo insisto mucho más en la psicología del protagonista y utilizo la tercera persona para realzar la frialdad puritana del ambiente. La época y lugar son los del propio Lovecraft, él y Sigfrid podrían haberse cruzado por la calle. El homenaje a Poe está implícito en la historia del encuentro de Willem y Yalgur.
Una novela corta, 130 páginas ¿Qué lleva detrás, eso que no se ve, que guarda el autor?
    Mis obras al crearse fluyen como ríos, las voy hilvanando hasta su conclusión natural, unas pueden desarrollarse más y otras menos, pero nunca fuerzo nada solo por alargar. Y luego tienen una estructura característica, en este caso es una senda donde se van encontrando piezas de un puzle, van encajando a medida que se avanza y solo al final, al recoger la última pieza, se verá el rompecabezas en su conjunto. Luego está también muy documentada, no me gustan nada los anacronismos en las películas y libros., y un montón de pinceladas pues no es solo un relato de terror sino también la descripción física y moral de un tiempo y lugar, si se sabe de eso pillarás esos detallitos, la irrupción de la modernidad, las flappers, la Ley Seca, la moda de los ilusionistas, espiritistas e hipnotizadores, el poder de la prensa... etc, etc
Sigfrid, el protagonista de tu novela; un joven tímido, solitario, atraído por el ocultismo con un misterioso pasado familiar que intentará desvelar...
     Si leéis una biografía de Lovecraft, veréis que se inspira un poco también en él, en su infancia y juventud, y en algunos protagonistas suyos. A mí siempre me han atraído, luego supe que también a L., las historias de familias malditas de un modo u otro, cuyo último descendiente desea escapar inutilmente de un destino inevitable.
 ¿Cómo te planteaste el nombre de los personajes el de los lugares que aparecen en la novela?
    En mi caso, los nombres suelen ser tan reveladores como los ropajes.. Los Van Allen tienen un apellido de resonancias aristocráticas y que denota su procedencia, el hecho de que continúen poniéndose nombres holandeses y no ingleses muestra su nula integración con el entorno y su ansia por diferenciarse de los que les son ajenos. Gustan de los nombres de héroes medievales (Tristam. Percivald...) como Sigfrid. Este, al igual que el Aquiles grecorromano, solo tenía un punto débil. El SIGFRID DE MI NOVELA TAMBIÉN, precisamente su humanidad. Los Otros utilizan un lenguaje acorde con su naturaleza sobrehumana y negativa., un poco como Tolkien con los orcos y otras criaturas de Sauron en el Señor de Anillos, su lengua es oscura y dura del mismo modo que los idiomas élficos son suaves y luminosos. El lugar se mantiene en el anonimato, sin inspirarme en ciudades reales pero con otro nombre, como L. con Arkam (Salem) o Innsmouth (Kingsport), pero si se nombran otras reales para concretar la zona, Nueva York al sur, Boston (donde nació Poe) y Providence (donde nació Lovecraft) cerca.
 Cuéntanos tu experiencia al decidirte por la publicación libre tras participar en diversos concursos literarios.
    Siempre he querido publicar y hacer partícipes a los demás del producto de mi esfuerzo. Con Internet se puede acceder a una amplia oferta de editoriales de autoedición. Busqué, comparé, mire opiniones en foros y al final me decidí por Círculo Rojo. Aceptaron mi obra y no tengo la menor queja, ofrecen lo que dicen, me tuvieron en cuenta y en poco más de un mes mi libro estaba listo y a la venta en su propio catálogo y otros, y mediante la venta bajo demanda en el Corte Inglés, Readontime y Amazon.
Descubro en muchos pasajes esa atmósfera a veces opresiva del género, un barroquismo de colores, texturas e imágenes ¿Qué experimentaste al escribirla pensando en el marco de la trama?
   Aunque tal vez no sea agradable, el lector debe ponerse en la piel del protagonista, vivir a la par que él Para eso están los libros de terror y los films, para contemplar la situación mortal, mirar a los ojos del monstruo, pero poder salir indemne. Soy una escritora descriptiva y muestro el lado oscuro de la realidad.
 ¿Qué destacarías como más representativo de esta novela a la hora de definirla entre el género de intriga, misterio, ciencia-ficción?
    No se enmarca en ninguno exactamente, es una amalgama. Hay misterio, una cierta intriga y, bueno, es horror cósmico lovecraftiano, los Otros tienen una naturaleza muy similar a los Primigenios de Lo.  así que son, literalmente, extraterrestres.
 Danos tu opinión sobre el libro digital frente a los libros en papel con la irrupción de las nuevas tecnologías.
   Ambos formatos tienen sus pros y sus contras, pero si impera el sentido común lo lógico es que convivan. Y o prefiero el libro real, tocable, apilable, coleccionable, oloroso, me encanta sentir los colores y texturas, sus distintas formas, gruesos, delgados, altos, chatos, tapa dura, tapa blanda...como lectora voraz desde los cinco años de todo lo que muestre letras, un mundo sin libros, sin papel, se me antoja más vacío, pobre e insustancial. No sé yo lo de hacer papiroflexia, un avioncito o poner los márgenes perdidos de dibujitos con un e-book o tableta y no tengo ningún remordimiento ecológico, yo lo soy mucho, pues hace años que reciclo el papel que no uso (y todo lo demás que sea reciclable) y utilizo preferentemente papel reciclado o procedente de bosques sostenibles explotados racionalmente. Debe haber la libertad de elegir, por favor, una sola opción es tiranía.
 ¿Tu siguiente proyecto literario?
   Seguiré participando en concursos y me gustaría publicar una especie de derivación de esta primera obra, pues el invitado a la Ceremonia tiene un doble femenino, empleando términos humanos, cuyas andanzas por este universo me interesa narrar también, aunque probablemente antes entregaré a la imprenta un recopilatorio con algunos de mis relatos cortos.
 Una frase o idea incluida en tu novela para los lectores.
    Omnia Vanitas (Todo es Vanidad, en latín). Según su humor o conocimiento, que cada cual se quede con el significado que prefiera, desde el más obvio y prosaico hasta el más profundo y metafísico.
(foto portada: readontime.com)
(foto contigua: Beatriz T Sanchez, cedida por la autora)

4 comentarios:

  1. Hola Ginés, hola diletante, jeje. Veo que no sólo buscas la belleza en las obras sino también en quienes las hacen.
    Un abrazo,
    Ricardo

    ResponderEliminar
  2. Coincido con la autora, en el fondo, todo es vanidad. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Interesante experiencia, tanto la de la gestación de la obra como la de publicación de la misma. Por supuesto también lo es la reflexión que nos propone.
    Encantada de saber más de ti, Beatriz.
    Gran entrevista, Ginés

    ResponderEliminar
  4. Diletante, vanidad, reflexión...me quedo con estas tres palabras a modo de microrrelatos matriciales del poliedro de opiniones. Aquí sigo reflexionando cómo eludir la vanidad del escritor diletante que piensa a menudo que cuanto escribe es arte.
    Gracias Ricardo, Elga, Pandora. Un saludo amigos.

    ResponderEliminar