jueves, 1 de diciembre de 2011

LOS PREMIO PLANETA 2011 EN VALENCIA

El imperio eres tú de Javier Moro y Tiempo de arena de Inma Chacón, son respectivamente las novelas ganadora y finalista del prestigioso Premio Planeta 2011. La rueda de prensa que dieron en Valencia la semana pasada para los medios dio para mucho, aquí os dejo las preguntas y comentarios.


          Javier Moro nos comenta que ante el avance de las tropas de Napoleón en 1808 el rey de Portugal decide irse a las colonias con toda la corte. Ya el viaje hasta Brasil estuvo lleno de peripecias, instalándose en Rio de Janeiro donde transformó la urbe en una gran capital. Aunque el verdadero protagonista de la novela El imperio eres tú, es su hijo, Pedro I, y con él también el resto de los personajes que rodearon toda su vida, desde su mujer Carlota Joaquina a Leopoldina, sin olvidar el papel de Domitila, José Bonifacio o Juan VI entre otros.
Una historia de amor, una epopeya épica que también es una novela de aventuras política y social.
          Inma Chacón nos comentó que Tiempo de Arena es la historia de tres mujeres que buscan su identidad, su lugar en un mundo de hombres. Una historia que se desarrolla a fines del XIX y principios del siglo XX con dos escenarios claves Toledo y Valencia, pero que además de los personajes de estas tres hermanas: Munda, Alejandra y Marina también lo es el tiempo. El tiempo como elemento que ralentiza las vidas de los personajes como en un reloj de arena. Es también la historia de un momento de cambios en la sociedad española en la que las mujeres reivindican un mayor papel más allá de la cocina y los salones para abrirse paso a la vida pública y política. Matiza que con Valencia además lo que quería era hacer un homenaje personal a Blasco Ibáñez y a unos amigos personales que viven en Valencia.
Ambas novelas no cuentan dos historias sin más, son dos novelas comprometidas de dos autores comprometidos.
J.M.: Sí, en todos mis libros busco ese compromiso. Yo creo que además de escribir uno puede poner su grano de arena a lo que está pasando, acercándo al lector la realidad. Lo he comprobado con mi libro sobre Bhopal ya que gracias a los beneficios pudimos abrir una escuela.
I.Ch.: Si, yo pienso igual, la literatura es una forma de comunicarte. La literatura puede ser o no comprometida, yo admito ambas opciones pero para mí si que lo es. Yo la forma que tengo de escribir es una forma comprometida. Creo que la literatura es un arma cargada de futuro. Todo lo que decimos en estas novelas es un grito de libertad.
Javier, creo que sigues colaborando con Dominique Lapirrere y que le vendiste un guion a Scot Ridley.
J.M.: Si, fui a ver a Scott Ridley a Los Angeles al plató de Thelma y Loiuse con el indígena Payacán y le vendí un guión para una película lo que pasa es que no se rodó.
Inma, ha comentado Javier que a él le llevó tres años escribir su novela pero ¿cuánto tiempo te llevó  escribir Tiempo de Arena entre documentación y demás?
Me llevó prácticamente cuatro años porque aunque ya la tenía en mente cuando terminé Las Filipinianas tuve que documentarme sobre los inicios del sufragismo en España. El período de documentación para mi es apasionante porque yo doy clases de documentación. También es cierto que entremedias publiqué una novela juvenil pero al estar ambientada en la época actual inspirada en mi hija por lo que no tuve prácticamente que documentarme.
Tiempo de arena es una metáfora, ¿verdad?
Sí, es ese tiempo que pasa despacio, como un reloj de arena que ves caer despacio de manera muy silenciosa sobretodo. Es ese tiempo simbólico como en el reloj de arena el que inspira el título.
En el final de tu novela, Javier, incluyes un apartado de bibliografía, al hacerlo ¿no crees que se pierde un poco el misterio de la historia?
No, creo que lo mínimo es citar las fuentes. Es lo mínimo. En todos mis libros incluyo la bibliografía que he consultado. Lo importante no es la bibliografía que utilizas sino el ojo que mira para contarlo.
¿Qué opinaría Dulce Chacón de esta novela, que además figura en los agradecimientos? (Inma y Dulce eran hermanas)
Yo creo que estaría muy orgullosa. Lo cierto es que nunca quise ser escritora, si estoy aquí ahora es porque ella me lo sugirió. Fue ella la que me regaló la literatura. Ella decía que la literatura era una manera de mirar el mundo. Y creo que ella me ha reglado esa mirada y le estoy muy agradecida. Si ella estuviera no estaría orgullosa porque sencillamente no existiría Tiempo de Arena. Ella tenía la idea de escribir una novela sobre una princesa india y cuando vio que no tendría tiempo para escribirla me dijo que la escribiera. Pero yo nunca había escrito nunca una novela y no estaba segura de poder escribir una novela. Por lo menos un cuento escribiré, le dije. Mi idea era escribir un cuento sobre una princesa india y dedicárselo a ella. Siempre digo que lo fácil es sobrevivir, lo difícil es vivir. A mi la literatura me hace vivir y eso se lo debo a ella. Además yo no sufro escribiendo, yo disfruto.
Javier, ¿tu sufres escribiendo?
Hay una parte de gozo. Sufrir es una palabra muy fuerte pero si que me angustia, al principio de escribir un libro estoy angustiado porque no lo veo claro, no estoy seguro de mi mismo, siempre es distinto, es partir de cero en cada uno. Luego a medida que se va armando me va gustando tanto que al final hasta me da pena que acabe.

El personaje principal, Pedro I da la sensación en la novela de ser un malvado en una página y una persona sensible en otra, ¿qué opinión te merece Pedro I?
J. M.: Me cae bien, me iría a tomar copas con él, la verdad. (risas).

2 comentarios:

  1. Jo... y digo yo, a una de estas entrevistas no puedo ir, no sé, para sostenerte el papel y el lápiz cuando no lo uses? O llevarte alguna cosa: poleo, bitter, fanta? Me muero de envidia.

    Me ha encantado lo que dice Inma Chacón sobre la forma en que su hermana veía la literatura. Yo pienso lo mismo. Es una manera de mirar y de contar por eso nunca se acabarán los argumentos, ni los temas. Cada uno de nosotros tiene su tamiz por donde filtra el mundo y su forma de mezclarlo todo para al fin lanzarlo al exterior. Yo creo que de esto ya hemos hablado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Te apunto en mi equipo de reporteros intrépidos, May. En realidad fue una más rueda de prensa que entrevista pero una amiga común se hizo fotos y se atrevió con una pregunta, en concreto con la tercera.
    Creo que tienes razón, yo humildemente busco eso, mi forma de mirar para verterla en el papel. Ya sabes que entre el terror y la ironía parezco un poco encasillado.
    Gracias.
    Ginés

    ResponderEliminar